Revista El Faro

Revista No. 54

...Es nuestro anhelo que esta edición nos haga reflexionar, sobre el poder y la soberanía de nuestro Señor.  Como dice la Palabra: Por eso Jesús, respondiendo, les decía: En verdad, en verdad os digo que el Hijo no puede hacer nada por su cuenta, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que hace el Padre, eso también hace el Hijo de igual manera (Juan 5:19).  Y agrega: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra (Mateo 28:18). 


Revista No. 53

Él anuló el acta que había contra nosotros, que por sus decretos nos era contraria y la ha quitado de en medio al clavarla en Su cruz (Colosenses 2:13,14).   En esta oportunidad veremos con detenimiento, los milagros que se dieron en las prisiones por las que pasaron algunos hombres a los que el Señor liberó con su gran poder.  Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad (2Corintios 3:17).




El Faro No.52

La palabra de Dios nos dice que el Señor creó los cielos y la tierra; y la tierra estaba sin orden y vacía, había una desorganización en la tierra; podemos entender que del primer versículo de Génesis al segundo, sucedió un caos, hubo una destrucción y Dios tuvo que intervenir para restaurar la creación a su orden original, cuando todo estuvo restablecido, el Señor creó al hombre a su imagen y semejanza y le dio autoridad sobre toda la creación;  puso a Adán en un lugar privilegiado en el huerto del Edén, donde gozaba de su presencia.



El Faro No. 51

El Señor dijo a Abram, que le daría un nombre grande y de ser un perfecto desconocido, pasó a ser Abraham, padre de multitud de naciones, Dios le dio un nombre más acorde a su nueva vida; lo mismo hizo con su esposa a la que convirtió de Saraí en Sara, princesa y madre de la nación.  No podía faltar Jacob, indudablemente, Dios hizo una maravillosa transformación en el suplantador, lo convirtió en Israel, el padre de las doce tribus de donde vendría Jesús, el Salvador...